?

Log in

No account? Create an account
 
 
mundocadaver
01 February 2007 @ 12:31 am
Metiéndome en el bolsillo un rosario de hueso que la monja se había dejado olvidado sobre una mesa, me dirigí con paso lento hacia el ascensor, donde las dos mujeres ya me esperaban. Dejé todas las luces encendidas a mi paso, sin preocuparme de apagarlas. Que más daba. El Titanic también se había ido a pique con todas las luces encendidas y la música sonando en cubierta.

Tras echar un vistazo me di cuenta de que el elevador era sorprendentemente fácil de desbloquear. Simplemente había que retirar un enorme cucharón que algún tipo ingenioso había incrustado en el hueco que permitía el cierre del elevador. En cuanto lo hice, la puerta se cerró con un latigazo metálico ensordecedor y casi al mismo tiempo la cabina comenzó a ascender lentamente en medio de sacudidas nada tranquilizadoras.

El ascenso fue lento, y tenso. El olor acre del humo era cada vez mas intenso y se filtraba por las rejillas de ventilación, secándonos las gargantas. No podía evitar que en mi mente se filtrase la imagen recurrente de docenas de esos seres esperando pacientemente delante de la puerta superior del elevador, aguardando a que el menú subiese hasta ellos. Me imaginaba como docenas de brazos y bocas ansiosas se estiraban hacia el interior del ascensor para despedazarnos y devorarnos.

Cerré los ojos, angustiado, mientras mi respiración se aceleraba con la tensión. No podría hacer nada, no podría hacer nada, no….

Una mano se apoyó en mi brazo. Abrí los ojos y pude ver la expresión tranquila de Lucía contemplándome, mientras me daba un afectuoso apretón en el brazo. Acercó su boca hasta mi oído y me susurró un cálido “Tranquilo. Todo va a ir bien”. De paso, aprovechó para darme un pequeño mordisquito juguetón en el lóbulo de la oreja, no muy inocente, que casi me hizo tocar el techo del ascensor. Condenada cría…..

El elevador se detuvo finalmente con una sacudida mas fuerte que las demás. La puerta, un tanto atascada por tanto tiempo sin uso se resistía a abrirse y tuvimos que empujarla un poco para poder salir. Una vez fuera, nos detuvimos, abrumados por el espectáculo.

Los jirones de humo espeso envolvían ya toda el área del aparcamiento, reduciendo la visibilidad a poco mas de doscientos metros. Todo estaba teñido de un color rojizo malsano, como una estampa salida del infierno. El frente de llamas había avanzando visiblemente por las colinas, y una vez que había superado las cimas de estas, continuaba corriendo ladera abajo, devorando todo lo que encontraba a su paso. Un enorme grupo de eucaliptos fue alcanzado por las llamas y por efecto del intenso calor explotaron como un racimo de fósforos arrojados a una chimenea. Miles de pavesas incandescentes revoloteaban por todas partes, arrastradas por el fuerte viento que generaba el propio incendio. Algunas de esas pavesas caían sobre zonas secas altamente combustibles, iniciando a su vez nuevos incendios que no hacían mas que alimentar al monstruo. La situación era mucho mas caótica de lo que habíamos previsto. El fuerte viento había provocado que le incendio avanzase mucho mas deprisa de lo esperado. En menos de quince minutos estaría lamiendo las paredes del Hospital.

Con los ojos lagrimeando a causa del humo nos acercamos hasta el GL, que pese a tener todas las luces encendidas, resultaba casi invisible en medio de aquella tormenta de ceniza y fuego. Un inquieto Prit nos esperaba justo al lado del todo terreno, haciéndonos señas para que nos apresuráramos, con un ojo puesto en nosotros y el otro vigilando todo el entorno. Me fijé que tenía el seguro de su arma destrabado, algo que ni se me había pasado a mi por la cabeza. En fin, es un ex-militar, al fin y al cabo, y supongo que esas cosas quedan grabadas a fuego en el subconsciente.

Mientras estibaban los bultos en el maletero aproveche para deslizarme en el asiento del conductor. En aquella ocasión prefería llevar yo el vehiculo. Ya había tenido suficiente experiencia de conducción ucraniana por aquel año y lo último que deseaba era tener un accidente.

Cuando por fin estuvieron todos a bordo arranqué en medio de una nube de gravilla disparada hacia todas partes. La estampa de la zona era dantesca. Una enorme nube rojiza envolvía todo lo que se abarcaba con la vista, que no era mucho, apenas unos cuarenta o cincuenta metros por delante de los faros, mientras el rugido de las llamas ya era perfectamente audible, puntuado con las explosiones y chasquidos secos de la madera al arder. Atravesando la explanada a ciegas esquivé en el último momento los restos de un Peugeot abandonado, con manchas de sangre reseca en su interior.

Por fin encontré la carretera de salida, enmarcada entre dos monstruosas piezas de hormigón, a las que se accedía tras atravesar un tramo de cincuenta metros de calzada vallada con alambradas. Con un tumbo que arrancó gritos de protesta de todos los ocupantes, pasamos por encima de un enorme bulto apolillado que había en mitad de la vía y que no pude evitar(algún cadáver en putrefacción, supuse). No nos habíamos alejado mas que un kilómetro o dos del Hospital cuando una enorme explosión retumbó con fuerza en la atmosfera, haciendo vibrar nuestro vehículo. Las llamas ya debían haber alcanzado los depósitos de oxígeno líquido del Hospital, situados a una cierta distancia del mismo. La violencia de semejante explosión se debía haber llevado media fachada por delante. A partir de ese instante, y durante los siguientes quince minutos, una serie ininterrumpida de explosiones nos fue acompañando durante todo el camino, a medida que las llamas iban devorando los vehiculos abandonados del parking, cada vez mas cerca del Hospital.
Finalmente, una fabulosa explosión, considerablemente mas potente que el resto, llegó hasta nosotros, sobresaltándonos. Los depósitos de combustible de los generadores o de la calefacción. Por supuesto. Entonces las llamas tenían que estar ya en el propio edificio.

Un refugio menos, y de nuevo en el camino, pero con dos personas mas. Cristo Bendito.Que cosas.
 
 
mundocadaver
01 February 2007 @ 01:05 am
Poll #918085 ¿Que preferís a continuación?

¿Que preferis a continuación de Apocalipsis Zombie?

AZ 2, la continuación de las aventuras del abogado, Prit y Lúculo
67(85.9%)
Alimañas, una historia de sci-fi ambientada en el espacio
11(14.1%)
Nada mas, por dios!! Ya hemos tenido bastante!!
0(0.0%)