?

Log in

No account? Create an account
 
 
mundocadaver
21 June 2007 @ 01:02 am
-Al principio nadie se lo tomó en serio- comenzó a explicar Alicia, mientras se levantaba a servirse otra taza de café- Durante la primera semana, de hecho, ni siquiera existía información fiable al respecto. Putin se dejó llevar por la tradicional paranoia rusa del secreto de estado y decretó un bloqueo total sobre el asunto. Si usted veía la televisión aquellos días recordará que todos los informativos estaban llenos de ...nada. Esa era mas o menos la misma situación en la que se encontraban todos los gobiernos del mundo. Nadie sabía nada. De hecho, los gobiernos occidentales sabían poco mas o menos lo mismo que la CNN, tal era el grado de control ruso sobre la información.

-¿Cómo es posible eso..? Hay satélites y...-.

-Los satélites solo son máquinas que sacan fotos. Son los humanos que interpretan esas fotos los que “ven” en ellas, para que me entienda. Y para encontrar algo, primero hay que saber que es lo que se busca. Evidentemente, nadie en aquel momento buscaba No Muertos en las fotos satélite, mas que nada porque nadie sospechaba de su existencia. Y no se olvide que Daguestán era.....es- se corrigió- un lugar auténticamente remoto. No fluía demasiada información en aquellos momentos. Finalmente, tan solo al cabo de ocho días el gobierno estadounidense, a través de una fuente de la CIA dentro del Kremlin tuvo un informe completo de la situación-.

-¿Ocho días? ¡La situación aún tardó mucho mas tiempo en volverse incontrolable! ¿Por qué no hicieron nada mientras tanto?-.

-Porque no se creyeron el informe, así de sencillo- dio un trago a su café y miró pensativa el fondo de la taza- Después del patinazo del 11-S y lo de las inexistentes armas de destrucción masiva de Iraq, la veracidad de los informes de inteligencia de la CIA estaban en entredicho. Así que cuando alguien puso sobre la mesa un informe en el que se hablaba de muertos que se levantaban de sus tumbas y atacaban a los vivos, como en una mala película de serie B, nadie se lo tomó muy en serio. Así se perdieron unas semanas que fueron vitales.

-Sin embargo los americanos sabían que algo se estaba cociendo allí- continuó- algo que no era ni el Ebola ni el Virus Marburgo, ni el virus del Nilo, ni ninguna de las diez excusas distintas que dieron los rusos a lo largo de esa primera semana. Y además ese algo, que sin duda era biológico, era lo suficientemente espantoso como para tener al Kremlin auténticamente asustado, tanto que hasta finalmente permitieron que una misión de la OMS y del CDC viajara a Daguestán. Al mismo tiempo, las potencias europeas, Japón y Australia enviaron unidades médicas avanzadas para ayudar a controlar lo que se suponía una epidemia...-.

-Lo recuerdo perfectamente- Le interrumpí-Los batallones médicos del ejercito, que iban a colaborar con los rusos para controlar la situación....-.

- Para controlar la situación.... y de paso husmear un poco sobre el terreno y descubrir que demonios pasaba allí- Meneó la cabeza tristemente, mientras su mirada se perdía en la pared- De todas las malas decisiones que se tomaron en aquellos días, esa fue sin duda la peor de todas las posibles. Se enviaron cientos de personas, miembros de equipos demasiado numerosos que confluyeron en una zona que en aquel momento ya estaba en situación crítica. La infección estaba totalmente descontrolada. Daguestán ya era un “Punto Caliente”, con miles de No Muertos pululando por todas partes. Visto en perspectiva parece evidente, pero en aquel momento no sabíamos apenas nada de todo lo que hemos ido enterándonos después.- .

Alicia Pons guardó silencio por un instante, mientras jugueteaba inconscientemente con los papeles de mi expediente, ordenadamente apilados delante de ella. Tras un instante, continuó su relato.

-Tres o cuatro días después de llegar, la verdadera situación se hizo evidente para todo el mundo .Los equipos médicos se dieron cuenta en seguida de que lo que realmente hacía falta en Daguestán eran unidades de combate para acabar con aquellas alimañas, y no sanitarias. Lamentablemente se dieron cuenta demasiado tarde, cuando mas de un médico había sido atacado por un supuesto paciente en estado de shock-.

-Los No Muertos- aventuré.

-Efectivamente- replicó- Ante eso, muchas unidades desplazadas a la zona recibieron ordenes de volver a sus países de origen a toda velocidad. Evidentemente, se llevaron con ellos a todos sus heridos. Incluso sospechamos que los japoneses se llevaron a unos cuantos “pacientes” con objeto de realizarles un análisis mas detallado del virus y de la infección en su país.

-Dios santo- musité, mientras me mesaba el cabello. Habían sido los cuerpos de emergencia los que habían ayudado a propagar el caos.

- Así, en cuestión de cuarenta y ocho horas, se repartieron los infectados cero por prácticamente todos los rincones del mundo- continuó Alicia, inmisericorde- En honor a la verdad, en un principio, nadie sabía que diablos era aquello o cual era el vector de infección. Lamentablemente para todos, tardarían muy poco en descubrir lo que se les venía encima.-.

-Pero ¿cómo es posible?- pregunté- ¿Cómo es que nadie se daba cuenta de lo que pasaba?. Quiero decir, para cualquiera es evidente la relación causa-efecto entre ser mordido por un No Muerto y transformarse en uno de ellos ¿Cómo fueron entonces tan insensatos como para llevarse gente infectada a Europa, Asia y América?-.

-Por lo que le decía antes- replicó- Nadie en su sano juicio se creía aquella extraña historia de muertos que retornaban a la vida. Era demasiado absurda para ser auténtica, al igual que otra media docena de teorías disparatadas que circulaban en aquellos días. Lo único que diferenciaba esta teoría de las otras es que esta resultó ser la autentica....pero nadie lo sabía en aquel momento.- calló por un segundo y de repente levantó la vista- Déjeme mostrarle algo-.

Apoyando la taza de café, comenzó a rebuscar en una carpeta negra que tenía a su derecha. Tras revolver unos segundos sacó unos papeles y lo puso delante de mi. Eran unas fotos tomada a través de microscopio, ampliadas varias miles de veces. La primera era un cultivo de células, con un aspecto extraño. Las paredes celulares tenían docenas de pequeñas grietas con forma de volcán salpicando toda su superficie. Parte del material celular parecía haber sido proyectado a través de las grietas y estaba desparramado de cualquier manera, mientras otras zonas aparecían ennegrecidas, como si un diminuto e imaginario soplete las hubiera achicharrado. Pasando aquella hoja me enseñó otra fotografía, esta vez mas ampliada. Era el interior de una de aquellas células, plagada de pequeños puntitos en su interior. Parte de los puntitos se habían proyectado a través de una de las grietas abiertas en la capa celular, impregnado otras células del cultivo. La última foto era la mas ampliada. En ella se veía una especie de pequeño tubo alargado, de aspecto inocente, que se curvaba a medida que llegaba a un extremo. Recordaba vagamente a un cayado de pastor.

- Permítame que le presente a TSJ- Daguestán- Dijo simplemente.

Con un movimiento de muñeca, dejó caer la foto, que fue revoloteando hasta quedar en el centro de la mesa. Mi mirada se quedó clavada sobre aquel palito de aspecto inofensivo. Parecía increíble que aquel pequeño bastardo fuese el responsable de que la raza humana se encontrase al borde de la extinción .


-A partir de la segunda semana fue cuando las cosas comenzaron a ponerse realmente interesantes- continuó hablando Alicia- Pero antes de seguir permítame servirme otra taza de café.Queda mucho por contar-