?

Log in

No account? Create an account
 
 
mundocadaver
01 August 2007 @ 12:32 pm
Salimos de nuevo a cubierta. Un crepúsculo luminoso teñía de rojo el horizonte, mientras un cálido viento cargado de arena soplaba sobre el puerto, haciendo que la atmósfera resultase caliente como un caldo espeso. Nada mas abandonar el refrescante aire acondicionado del interior del Galicia comenzamos a sudar a chorros. Cada bocanada que respirábamos era como una palada de aire hirviente a los pulmones. Pronto empecé a añorar la Coca-cola que acababa de beber.

Alicia se acercó a la borda y distraídamente me ofreció otro cigarrillo. Negué con la cabeza. Tenía la boca reseca como el desierto y me sentía un poco mareado. Después de un mes metido dentro de la celda, sentía una especie de vértigo al caminar por la enorme pista de aterrizaje del Galicia. Por un instante guardamos silencio, mientras contemplábamos la ciudad recostada en el fondo de la bahía, en la que empezaban a brillar algunas luces, a medida que oscurecía. Tras un instante decidí abrir la boca y preguntarle por la suerte de los míos, pero antes de que pudiese pronunciar ni una sola palabra, Alicia levantó el brazo y apuntó hacia el puerto.

-¿Ve aquello?- señaló- Allí al fondo, frente a aquellos edificios altos, el grande de todo- me indicó la pelirroja.

Seguí la dirección que marcaba su mano. Un masivo y gigantesco buque de brillante color azul, mucho mayor que cualquier otro buque fondeado en el puerto, se balanceaba indolentemente mecido por las olas de mar de fondo que entraban en la bahía. Su línea de flotación estaba alta, muy alta, dejando ver una amplia faja de su obra muerta pintada de rojo, que normalmente tendría que estar bajo el agua. Aquello sólo podía significar que el buque estaba en lastre, sin una gota de carga en sus gigantescas bodegas.

- Esa mole que ve allí flotando es el Keiten Maru, un superpetrolero japonés perteneciente a uno de los mayores conglomerados empresariales que existían antes del Apocalipsis en aquel país. Ese monstruo puede embarcar 115.000 toneladas de crudo, y de hecho, cuando se desencadenó el infierno, volvía del Mar del Norte cargado hasta los topes de petróleo noruego, rumbo a Japón. Antes de llegar a la altura de Canarias, tres miembros de la tripulación ya habían caído por culpa del TSJ, uno de ellos el primer oficial. -Noté que clavaba en mi sus ojos pálidos- A medida que iban cayendo infectados, se apañaron para ir encerrando en una bodega a los No Muertos, pero el pánico había estallado a bordo, así que decidieron hacer escala aquí, en Tenerife. Después, el mundo se derrumbó y el barco quedó aquí para siempre. Paradójicamente su desgracia fue nuestra salvación. Sin el Keiten Maru no hubiésemos tenido la menor posibilidad de sobrevivir-
-¿Por qué?- No entendía la relación que podía existir entre un simple barco y la lucha contra los no Muertos

-Por su inmensa carga de crudo. 115.000 toneladas de buen, fantástico y excelente petróleo que pudimos transformar en combustible en la refinería del puerto- Dijo, mientras señalaba las altas torres de craqueado que despuntaban en el horizonte.

La refinería de Cepsa. Pues claro. Como podía haber estado tan ciego.

-Cuando el sistema se derrumbó y las islas quedaron aisladas del resto del mundo, teníamos combustible suficiente para dos semanas, nada mas. La llegada del Keiten Maru nos aseguró un suministro suficiente de combustible desde entonces, pero pese a estar severamente racionado, estamos agotando nuestras últimas reservas desde hace un mes. De continuar con el ritmo de consumo actual, consumiremos los últimos litros en cuestión de cuatro o cinco semanas-

-Eso es malo, ¿verdad?- pregunté retóricamente.

-Eso es peor que malo. Es catastrófico. Sin combustible perdemos toda nuestra ventaja tecnológica. Nada de aviones, helicópteros, barcos o automóviles. Tendríamos que volver a la vela y al caballo. Y en estas circunstancias sería nuestra condena a muerte por inanición de forma casi segura-

-¿Y por que, simplemente, no van a por mas?- respondí- Tan solo se trata de navegar hasta Nigeria o Venezuela, conectar una línea de bombeo y cargar el combustible-

-No es tan sencillo- me dijo apesadumbrada- Cuando el caos empezó a cundir, muchos países productores sellaron temporalmente sus pozos de petróleo, ante la evidencia de que sin personal para mantenerlos eran una bomba de relojería. Así, todos los pozos venezolanos y mexicanos fueron clausurados por sus respectivas compañías gestoras. En Nigeria, sin embargo, nadie tomó esas precauciones, y los reconocimientos aéreos muestran como muchos pozos han reventado creando enormes vertidos y mareas negras, mientras que las conducciones, tras un año sin mantenimiento, son un enorme montón de chatarra-

Tragó saliva y continuó hablando, mientras me miraba de nuevo.

- Pero aún suponiendo que los pozos estuviesen en buen estado, y fluyendo normalmente, como antes del Apocalipsis, sería imposible bombear nada de esos puertos, sin desplegar un enorme equipo de seguridad en tierra, para que se aventurasen por un terreno desconocido, enfrentándose a una horda de No Muertos. Todo esto –añadió- mientras protegen a un grupo de técnicos especialistas que no tenemos, que tendrían que reparar unas instalaciones petrolíferas con materiales que tampoco tenemos, para garantizar un bombeo a través de un sistema de conducciones que no ha tenido una revisión en mas de un año, hacia un buque de 90.000 toneladas que no sabemos si podría llegar hasta allí, sin la ayuda de un práctico que conozca esas aguas y sin un ejercito de imprescindibles remolcadores que le ayuden a posicionarse en la estación de bombeo, que tampoco sabemos si sigue existiendo. Así que, como ve, no es tan fácil-.

-¿Y en el golfo Pérsico?. Queda mas lejos, pero con este enorme buque se podría llegar fácilmente. Además, allí la carga de los buque se hace en alta mar, a través de mangas que...-

-En el Golfo Pérsico fue aún peor. ¿Sabe quienes son los wahabitas?- me preguntó.

Negué con la cabeza, perplejo. Aquello era cada vez mas sombrío.

-Los wahabitas son una rama ultra religiosa del Islam, mayoritaria en el Golfo, que propugna una interpretación literal del Coran y la aplicación de la Sharía. El Oriente Medio fue una de las primeras zonas golpeadas por el TSJ, por su posición geográfica. Durante las ultimas semanas antes del caos definitivo, los wahabitas pregonaban que el TSJ era un castigo de Dios a los hombres por su codicia e impiedad y que la única manera de escapar de la muerte y al horrible destino del TSJ era cometiendo actos de purificación. El dinero había corrompido el alma del hombre y si el hombre quería salvarse debía volver, según sus teorías, al estado de pureza primitiva. El petróleo había inundado de dinero a los países de Oriente Medio, es decir, los había inundado, según ellos, de corrupción y falta de fe. Así que en su camino hacia la purificación y la salvación, turbas fanáticas comenzaron a asaltar y destruir todas y cada una de las instalaciones petrolíferas de los países del Golfo, buscando con ello que Alá los librase de ser infectados.

-Pero eso significa...- tartamudeé

-Significa que hay cientos de pozos en el Golfo que continúan ardiendo, mas de un año después. Significa que si quiere petróleo, Oriente Medio ya no es la respuesta. Significa que, como no encontremos una pronta solución pasaremos de estar jodidos a estar real y definitivamente jodidos. Significa, finalmente, que una nueva Edad Media está a la vuelta de la esquina, como no hagamos algo-

Negué con la cabeza, abrumado. El supuesto paraíso que en mi mente eran las Canarias, el sueño dorado que me había permitido sobrevivir a lo largo de tantos oscuros meses, se estaba revelando poco a poco como un lugar pobre y desesperado, un lugar asediado donde la subsistencia no era nada fácil. Me pregunté que iba a ser de mi y de los míos, cuando una pregunta evidente, que hasta entonces no había hecho, brilló en mi mente como un fogonazo.

-Agradezco mucho su paciencia, y en serio, le estoy muy agradecido por su acogida, por ponerme al día, y por gestionarme todo el papeleo, ahí abajo, pero hay una pregunta que no deja de darme vueltas ¿Por qué a mi? ¿Por qué diablos me está contando todo esto?-

- Porque, como seguramente ya ha comprendido, tenemos un serio problema- respondió con una extraña sonrisa- Y creemos que usted y el señor Pritchenko pueden ayudarnos a resolverlo-